-Papá, estoy en casa de la vecina… para comérselo entero! sólo piensas en estrujarlo… qué pasada de caniche tiene!.